Reformas para América Latina después del fundamentalismo neoliberal

Ricardo Ffrench Davis
Siglo XXI, Buenos Aires
2005

Abstract

En el transcurso de la última década y media, América Latina ha llevado adelante profundas reformas económicas. En general, ellas han sido moldeadas por una modalidad específica y excluyente de capitalismo. Muy enmarcadas en el planteamiento de que existe sólo una forma eficaz de avanzar hacia una economía de mercado; una fórmula única, supuestamente adecuada para las más diversas realidades. Es lo que se ha denominado Consenso de Washington.

Este libro aborda tres temas principales que están en la médula del enfoque, predominantemente neoliberal, que se ha estado aplicando por muchos de los reformadores de estos quince años. Nos abocamos a las políticas y reformas macroeconómicas, comerciales y financieras. Como queda de manifiesto a lo largo de ocho capítulos, el enfoque predominante en estas tres áreas explica en medida considerable los desilusionantes resultados alcanzados en lo concerniente al crecimiento y la equidad. A través de todo el texto, hemos adoptado un enfoque orientado al diseño de políticas, ofreciendo alternativas para abordar los desafíos macroeconómicos, comerciales y financieros que enfrenta la región.

El bajo crecimiento del PIB, la aguda inestabilidad de la macroeconomía real y la inequitativa distribución del ingreso resultante, han sobrepasado con holgura los resultados positivos. Entre éstos, destacan una caída notable de la tasa de inflación, la disminución de los déficit fiscales y el dinamismo de las exportaciones. De hecho, no obstante esos avances, en el año 2005 (en comparación con 1990), el latinoamericano promedio ha perdido terreno en la lucha del mundo por progresar y proveer más equidad. En efecto, en 2005 su ingreso promedio está más distante del bienestar económico de los ciudadanos de los países industrializados y de otras economías emergentes que lo que estaba en 1990, al inicio de las reformas neoliberales más intensas. A su vez, ese rezagado ingreso promedio involucra una distribución notablemente más regresiva que en las economías desarrolladas y en las de Asia Oriental.

Este libro es fruto principalmente del trabajo de los últimos 12 meses; sin embargo, he aprovechado el valioso conocimiento que he cosechado al coordinar proyectos de investigación de la CEPAL y participar en sus informes institucionales. Tales proyectos de investigación se tradujeron en volúmenes colectivos, publicados por (i) McGraw-Hill y Brookings Institution Press (Crisis financieras en países 'exitosos', 2001), (ii) Palgrave/WIDER (From Capital Surges to Drought, 2003, co-dirigido con Stephany Griffith-Jones para UNU/WIDER y CEPAL), y (iii) Mayol Ediciones y Palgrave/ECLAC (Crecimiento esquivo y volatilidad financiera, 2005). Agradezco el apoyo generoso de la Fundación Ford en el financiamiento de estos proyectos de CEPAL.

La participación en debates colectivos y la redacción de capítulos durante la preparación de los informes bienales de la CEPAL sobre Equidad, desarrollo y ciudadanía (2000), Globalización y desarrollo (2002) y Desarrollo productivo en economías abiertas (2004), así como la contribución de CEPAL sobre Crecer con estabilidad para la Cumbre de Financiamiento para el Desarrollo, efectuada en Monterrey el año 2002, fueron altamente provechosos para mí.

Reconozco la deuda intelectual que tengo con Manuel Agosin, Oscar Altimir, Alicia Bárcena, Renato Baumann, Ricardo Bielschowsky, Roberto Bouzas, Hernán Cortés, Robert Devlin, José María Fanelli, Roberto Frenkel, Stephany Griffith-Jones, Daniel Heymann, Jorge Katz, Bernardo Kosacoff, José Luis Machinea, Manuel Marfán, José Antonio Ocampo, Joseph Ramos, Helmut Reisen, Jaime Ros, Andrés Solimano, Barbara Stallings, Joseph Stiglitz, Osvaldo Sunkel, Heriberto Tapia, Daniel Titelman, Andras Uthoff, John Williamson, y otros miembros de CEPAL y participantes en proyectos de investigación y seminarios de CEPAL que pueden haber sido injustamente omitidos. Me he beneficiado también con las reuniones de trabajo altamente sustantivas de los grupos de "Macroeconomía" y "Cuenta de Capital" de la Iniciativa para el Diálogo de Políticas, creada y dirigida por Joseph Stiglitz.

La mayor parte del libro que presentamos aquí fue elaborada para esta publicación. El resto proviene de dos fuentes. En 1998 terminé la preparación de una colección de artículos, previamente impresos entre 1991 y 1998, que fue publicada por McGraw-Hill Interamericana (Macroeconomía, comercio, finanzas: Para reformar las reformas en América Latina, 1999; una segunda edición revisada ha sido publicada por Mayol Ediciones, Bogotá, 2005). Un capítulo de esa colección, el concerniente a las reformas comerciales, se ha reproducido parcialmente aquí (cap. IV), luego de la correspondiente revisión, ampliación y puesta al día. La otra fuente de este nuevo libro, está conformada por secciones de artículos escritos con meritorios y estimulantes coautores, y publicados desde 2001.

Agradezco los permisos otorgados por Manuel Agosin, José Antonio Ocampo y Heriberto Tapia, para utilizar y adaptar trozos provenientes de esos trabajos conjuntos. Agradezco, asimismo, las correspondientes autorizaciones concedidas por Brookings Institution Press, McGraw-Hill Interamericana, Palgrave/WIDER, y Revista de la CEPAL.

Como expuse recién, la mayor parte de este manuscrito fue escrita para este nuevo libro. En esta tarea, Heriberto Tapia me brindó un apoyo notablemente creativo y eficaz en todas las fases de elaboración del texto, en las versiones tanto en español como en inglés. Sus contribuciones al análisis económico y contenido empírico han sido notablemente sustantivas. Marcela Osses colaboró eficientemente en la preparación de los archivos finales del texto. Agradezco el valioso apoyo de CIEPLAN para su preparación y publicación.

Al tiempo de completar la preparación de este libro, Latinoamérica ha vuelto a experimentar una vigorosa recuperación económica. Una vez más esta recuperación podría interpretarse, inconsistentemente, como que, súbitamente, las reformas surtieron sus efectos positivos. Espero, con este análisis y propuestas de políticas, contribuir a un tránsito que deje atrás las recuperaciones efímeras, al estilo de las que conocimos en 1994 y 1997, y que permita avanzar sólidamente hacia un crecimiento sostenido y con equidad.

Ricardo Ffrench-Davis